Skip to main content

La Embocadura del Caballo: Guía para una correcta elección

Una embocadura inadecuada puede ser el punto de partida de problemas tanto físicos como en el trabajo


Cuando un caballo muestra síntomas de incomodidad como encapotarse, colgarse del contacto, sacudir la cabeza, desbocarse, levantarse de manos, levantar la cabeza, etc,  normalmente es debido a la acción inadecuada del filete sobre el tipo de boca del caballo. Existen multitud de motivos que podrían explicar la causa de ese comportamiento, pero la mala elección de la embocadura es el primer punto a revisar.

En este articulo te explicamos con detalle las clases de embocaduras para facilitar la búsqueda de la embocadura ideal para tu caballo.


 

Detalle de embocadura para caballoLa talla

Para un correcto ajuste , en cada lateral de la boca deben sobresalir de 3 a 5 mm para evitar un exceso de presión . Un truco efectivo es mover el filete para que solo sobresalga de un lado y comprobar que resta el ancho de un dedo.

Por otro lado, más de un centímetro de margen podría dañar el paladar por la extrema soltura.

A la hora de regular los montantes, la altura ideal se consigue al crear dos pliegues en las comisuras de los labios con la boca cerrada y uno cuando el caballo abre la boca.

 

La longitud de un filete se halla midiendo la zona útil de los cañones, es decir, lo que entra en contacto con la boca del caballo cubriendo su interior.

  • 100-105 mm: shetland o ponis pequeños.
  • 110-115 mm: ponis y caballos inferior a 60cm a la cruz.
  • 12-12,5 cm: medida estándar o ponis de cabeza grande.
  • 13-13,5 cm: caballos grandes.
  • 14-14,5 cm: caballos muy grandes o de cabeza grande.
  • 15-15,5: medida extra grande (casos muy especiales)

El grosor

” Un cañón grueso actúa de manera más suave y un cañón fino de manera más dura”

El grosor de los cañones aumenta de 2mm en 2mm:

  • Finos: de 8mm a 14mm.
  • Medianos: entre 14 y 18mm.
  • Gruesos: de 18mm a 24mm.

Para obtener una buena combinación el filete debe de adaptarse al comportamiento y el tipo de boca del caballo pero también al nivel y la acción de la mano del jinete.

 

Material de composición

Antes de escoger una embocadura con un tipo de material es bueno que saber que tipo de boca tiene el caballo mediante la revisión de un dentista para arreglar la dentadura y aportar información sobre el paladar, las muelas, las barras etc. De este modo se focalizará la búsqueda de un filete hecho del material  que funcionará en el tipo de boca del caballo.

 

Materiales comunes

Acero inoxidable – garantía de durabilidad, evita la oxidación.

Cobre dulce – poco oxidable, suave y fomenta la salivación y masticación para una correcta aceptación de la embocadura.

Caucho o goma – Solución clásica para caballos de boca sensible, aumenta el grosor del cañón y se ablanda mediante la salivación. No aplicar en caballos con tendencia a morder la embocadura. Mediante la densidad de la goma, siendo más dura o más blanda, se regula el grado de dureza deseada.

Blue Steel – acero natural de color azul que mediante la oxidación fomenta la salivación y la masticación para una correcta aceptación de la embocadura. Ideal para caballos de boca fisiológicamente sensible con tendencia a alérgias.

Happy Mouth – Goma que se ablanda mediante la salivación y la masticación desprendiendo un sabor a manzana que ayuda a la correcta aceptación de la embocadura.

Cuero – Fomenta la confianza en el contacto y no ejerce presión en la lengua del caballo.

Materiales de composición de embocaduras para caballos

Materiales técnicos

Dentro de la variedad de materiales de composición de las embocaduras existen metales mejorados para un uso más preciso y técnico.

Aurigangran calidad, estudiado para favorecer la salivación y masticación del caballo gracias al particular sabor dulce, aleación especial libre de níquel que, debido a la inclusión del silicio, combina las ventajas de no oxidación del cobre puro con la máxima resistencia del material. Gracias a la fabricación con base de cobre dulce aporta suavidad y fomenta la correcta adaptación de la embocadura. Fácil de limpiar y de gran durabilidad.

Sensogan o plata alemana – fabricado con acero, cobre, magnesio y zinc que combina la dureza con la sensibilidad en la sanidad de la boca del caballo. Mediante la salivación y la masticación desprende un poco del magnesio de su formulación, material que previene la tensión muscular y el estres favoreciendo la correcta aceptación de la embocadura y la relajación. Fácil de limpiar y de gran durabilidad.

 


Existen embocaduras que combinan dos tipos de material de composición para obtener los beneficios unidos. Es muy común en filetes de dos o más articulaciónes o embocaduras de descontracción.

    Diferentes Embocaduras para Caballo


La acción de la embocadura

La acción del filete se puede ejercer en la lengua, en las comisuras de los labios, en el paladar y en las barras.

El bocado también cumple con las zonas de acción de un filete teniendo en cuenta que ejerce más acción en las barras por la presión de la palanca y mediante la cadenilla actúa en la zona de la barbada.

Según la morfología y diseño del cañón se gradúa el nivel de acción y presión en la boca del caballo:

 

Filete de Cañón Recto

Cañón Recto – no tiene movilidad dentro de la boca. Aporta confianza al caballo para apoyarse en la barra gracias a  suavidad y la estabilidad que lo caracteriza. Embocadura poco precisa que solo actúa en las comisuras y de manera sutil en la lengua. Depende de la rigidez del material de composición y el grosor del cañón la acción puede ser muy leve o muy dura.

 

Filete de Cañón Partido

Cañón Partido – única articulación de movilidad. Embocadura simple y generalmente suave que ocupa poco espacio en el interior de la boca y actúa en las comisuras, la lengua y el paladar. No recomendable en caballos de paladar plano ya que la articulación podría causar incomodidad y herida.

 

Filete de Cañón Doble Partido Cañón Doble Partido – doble articulación. Gracias a la alta movilidad de la embocadura crea un efecto de descontractura ideal para caballos con cuellos y mandíbulas rígidas. Ejerce presión en las comisuras y la lengua. Filete de alta precisión para trabajos de flexibilidad.

 

Principales tipos de filetes y bocados

Filetes Simples

Filete de Anillas

Filete de Anillas – Embocadura estándar que según el material de composición, el grosor, el diseño del cañón y si es macizo o hueco varia la acción sobre la boca del caballo, pero suele ser una pieza suave y sencilla. Las anillas son rotatorias y simples que pueden tener un tamaño pequeño, para combinar con un bocado en una cabezada doble, medianas, o grandes.

 

Filete de Oliva Filete de Oliva – Función muy similar al filete de anillas. Las anillas no suelen ser rotatorias, detalle que aumenta sutilmente la dureza de la acción, y tiene unos acabados redondeados en la zona que está en contacto con las comisuras de los labios del caballo evitando heridas por pellizco. Embocadura que favorece la flexibilidad del cuello al trabajar incurvaciones o ejercicios circulares. Como todos los filetes, según el diseño y composición ejercerá más o menos presión en la boca del caballo.
Filete D Filete D – Embocadura bastante simple pero generalmente de cañón fino que aumenta la dureza de la acción. El diseño de las anillas ayudan a trabajar la rectitud y los giros. Permite un mejor control de la dirección, muy útil en el salto.
Filete de Palillos Filete de Palillos – Ayuda a tener mayor control en la dirección del caballo a un nivel superior que la acción del filete D. Recomendado para caballos jóvenes y trabajo a la cuerda. Filete que actúa de forma pronunciada en las barras de la boca del caballo.
Filete Baucher Filete Baucher – Nivel de dureza superior por el ligero efecto de palanca, la anilla superior se engancha a los montantes y las riendas se colocan en la anilla inferior permitiendo una mayor descontracción y poder cerrar la nuca. Corrige la mala costumbre en caballos que se cuelgan del contacto y mejoran la posición corporal enderezando la costumbre de poner el peso en las espaldas.
Filete Elevador Filete Elevador – Solución para caballos que encaran los saltos con mucha velocidad haciéndole entender que obedeciendo a las indicaciones de la mano obtiene más comodidad. Se puede utilizar con una o dos riendas según el grado de acción deseado.
Filete Pessoa Filete Pessoa – embocadura con anillas de graduación del nivel de palanca. Facilita el cierre de la nuca y es ideal para acostumbrar poco a poco al caballo a poder trabajar con menos dureza en la boca de manera progresiva.

 

 

Bocados

Bocado Pelham Bocado Pelham – embocadura para utilizar con una cabezada simple. Permite un nivel de presión combinando un filete simple de palanca con el sistema de los bocados de doma, por la acción de la cadenilla. Se puede utilizar con una rienda, un puente que enganche las dos anillas o doble rienda.
Bocado de Doma Bocado de Doma – embocadura para utilizar combinada con un filete en una cabezada doble. Depende de la longitud de las patas aumentará el nivel de presión por palanca. Pieza muy precisa para un nivel de trabajo que requiera una mano experta y ejercicios con aires muy reunidos.  Existen bocados de descontracción, con cierta movilidad en las patas recomendable en caballos rígidos, también es frecuente encontrar embocaduras con un puente central que permite la movilidad de la lengua evitando que la pase por encima de la barra.
Bocado Hackamore Bocado Hackamore – sistema sin embocadura en el interior de la boca que canaliza la presión por palanca en la muserola y mandíbula inferior. Adecuado para utilizar solo o con un filete a parte o integrado llamado Hackamore Combinado que aumenta el nivel de contacto y precisión. Si se utiliza solo es un bocado ideal para caballos que trabajan más relajados sin presión en la boca y no necesitan tanto contacto.