Es muy probable que tod@s los que sentimos un profundo amor por los caballos, hayamos visto la película de «Spirit, el corcel indomable», que allá por 2002 irrumpió en los cines galopando rampante al ritmo de canciones que a día de hoy aún suenan a libertad.

La historia de este famoso mustang a sido el motivo por el que muchos han sentido esa primera llamada de los caballos, pero…

¿Sabías que Spirit de verdad existe?

Cuando el equipo creativo de Dreamworks se sentó en la mesa para plantear el proyecto de la película, tenían una cosa muy clara: Debían encontrar a un caballo que les sirviera de modelo para tomar referencias de movimientos, expresiones…

Spirit

Sabéis que cada caballo es un mundo y no todos tienen la personalidad arrasadora de nuestro protagonista. Si bien es cierto que los caballos mustang son de las razas que más conservan su carácter salvaje y noble.

La raza mustang, o «mesteño» en castellano, nace a partir de los caballos que desde la conquista de América a manos del ejército español, se fueron escapando y creando manadas cada vez más asilvestradas, hasta convertirse en los icónicos caballos salvajes que galopan aún hoy por las estepas americanas.

De todos esos caballos, finalmente el equipo de producción de Dreamworks, dio con su Spirit:

Spirit y el equipo de Dreamworks

Spirit, que cumple 25 años el próximo 8 mayo, es un caballo de raza Kiger Mustang, una variante de predominante color bayo, que incluye la característica raya de mulo (una raya negra que atraviesa todo el lomo, herencia de los caballos primitivos), orejas curvadas y unas frondosas crines.

Tras servir de modelo para la película, Dreamworks reubicó en 2002 a su estrella en un santuario para caballos en Lompoc, California.

Return to freedom, es un auténtico oasis donde manadas enormes viven en libertad. Como entidad, se dedican a la conservación y divulgación del caballo salvaje americano, fuertemente amenazado por la agricultura y ganadería en masa, así como los cazadores furtivos.

A día de hoy, Spirit es uno de los grandes atractivos del santuario, recibiendo muchas visitas de amantes de los caballos y fans de la película.

Spirit con una de sus visitantes: Corah, de 6 años.

Desde el santuario afirman que nadie se queda indiferente cuando le ve, y es que su esencia indomable y mirada bondadosa genera un gran impacto en todo el que le llega a conocer. En parte fue por eso que el equipo de animación de Dreamworks tuvo claro que había encontrado a su caballo cuando le vieron por primera vez. Gracias a él, tenemos una de las películas de temática ecuestre más icónicas.

Desde luego es una suerte poder pensar que, si uno viaja a California, puede conocer a este impresionante animal en persona.

Spirit es un caballo que demostró tener un carácter especial, pero ¿y qué pensarán los caballos como él? Son preguntas que a veces nos hacen plantearnos qué pasaría si los caballos pudieran hablar. ¿Qué dirían de nosotros?

¡Nos vemos en el próximo artículo!


1 comentario

Elena · 20 abril, 2020 a las 3:47 pm

Me encanta poder haber sabido algo mas sobre el caballo que mas veces he visto en la película y me animó a poder sentir una verdadera atracción hacia los caballos, ni siquiera recuerdo cuando empecé a ver la película. por eso i mucho más, gracias.^u^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *